La historia de Mafira® comenzó hace 10 años.

Mi nombre es María Fernanda de Martino, soy Ingeniera en Alimentos, egresada de la Universidad Iberoamericana y hace 10 años inicié Mafira®, una empresa dedicada a mejorar la salud y nutrición de quienes me rodean. Mi pasión es ayudar a que la gente logre sus objetivos en materia de alimentación.  He tenido la alimentación de más de 4,000 personas en mis manos y en las de mi equipo de trabajo y a lo largo de este trayecto he recibido miles de retos y satisfacciones.

Desde que visualicé Mafira®, tuve muy claro que quería ayudar a resolver el problema del sobrepeso en México, sin importar lo que tuviera que hacer. Me preguntaba ¿por qué hay tanta gente con sobrepeso? y ¿por qué las dietas no les funcionan? Siempre vi a mi alrededor a familiares y amigos que iniciaban con mucho ánimo su dieta y la abandonaban al poco tiempo sin éxito. También vi muchos éxitos aparentes, pero terminaban su dieta y al poco tiempo estaban igual o peor que como habían empezado. Los factores en común eran que las dietas los dejaban con hambre, eran muy complicadas de hacer, no tenían tiempo para cocinar, les chocaba tener que comprar muchos alimentos diferentes que se terminaban echando a perder, ni siquiera intentaban empezar un régimen porque implicaba cocinar menús diferentes para la familia y para ellos, etc. En resumen, pensaban en dieta = mucho trabajo y dedicación.

Entonces medité, “yo puedo comprar, preparar y racionar los alimentos, me encanta cocinar y sé cómo hacerlo de manera saludable, puedo incluir muchas cosas que si se preparan con ingredientes y cantidades correctas, son saludables y así la gente no se aburrirá, todo esto, aumentará sus posibilidades de éxito”.

Crear Mafira® me pareció la forma más fácil de poder llevar a cabo todo lo que pasaba por mi cabeza, así ayudaría a que la gente pudiera realmente llevar un plan alimenticio al pie de la letra.  Decidí que quería ser una facilitadora de su alimentación.

Recuerdo con muchísimo cariño y siempre cuento que mis primeras dos pacientes me abrieron muchas puertas, una era un caso estético y la otra era un caso clínico. Cuando sus amistades y familiares veían lo que comían, cuánto comían y los resultados que esto les estaba dando, me empezaron a recomendar y fue de boca en boca como me di a conocer.

Para mí, lo mejor de Mafira® son las satisfacciones que me ha dado y me sigue dando y que hoy, comparto con un gran equipo de trabajo. ¡Hemos generado CONFIANZA!

Hemos ayudado a cambiar la vida de muchas personas, diabéticos que han dejado de ser insulinodependientes, gente que evita una cirugía al bajar de peso, deportistas que logran más fácilmente sus objetivos a través de la alimentación, gente que pone en nuestras manos la salud de sus padres, de sus hijos, familiares preocupados porque saben que tienen que cambiar sus hábitos alimenticios y no saben cómo, novias que el día de su boda se ven como soñaban, mucha gente que llega a su peso ideal y mucha gente que no puede creer que el sólo hecho de comer bien ¡los haga sentirse TAN BIEN!

Todo esto, me hace muy feliz.

%