¿Comes todo el día y aun así no te sientes satisfecho?

No te preocupes, sigue estos sencillos tips para sentirte saciado a lo largo del día ¡y lo mejor de todo es que te liberarás de unas cuantas calorías!

 

  • Identifica si lo que tienes es hambre o antojo. El hambre es una necesidad de tu cuerpo por nutrirse y el antojo es ansiedad psicológica y te darás cuenta porque si la cubres, la ansiedad no desaparecerá.
  • Toma suficiente agua, mantén tu estómago ocupado. De hecho se recomienda que antes de comer, consumas un vaso de agua natural.
  • Come con calma, además de relajarte te ayudará a controlar la ansiedad. Si comes despacio y tratas de masticar bien tus alimentos, facilitarás la digestión y le darás tiempo a tu cuerpo de mandar la señal de saciedad a tu cerebro.
  • Fija horarios para comer y respétalos; lo ideal es comer 5 veces al día. Además de esta manera, aceleras tu metabolismo.
  • ¡Muévete! A veces experimentas ansiedad porque no le has dado un break a tu cerebro. Trata de salir a caminar más seguido.

Estar contento contigo mismo es la mejor recomendación; evita recriminarte en momentos de ansiedad y piensa en lo positivo que traerá un poco de control, será más sencillo de lo que parece.

¡Y recuerda que en Mafira ® nuestro objetivo es ayudarte a cumplir el tuyo!